1538914819    011 4589-7910    - Horario de atención: Lunes a Viernes de 9:30 a 17:30 hs - Sabados de 9:30 a 15 hs
Bienvenido
info@aquadelta.com.ar (011) 4589-7910
MIERCOLES 25 de MAYO ATENDEMOS DE 9:30 A 13 HS

Recomendaciones al adoptar un sistema de capas para la protección térmica.

Recomendaciones al adoptar un sistema de capas para la protección térmica.

La navegación durante todo el año es para muchos de nosotros una necesidad. En la mayoría de las áreas de nuestro país, y en muchas otras partes del mundo, esto significa navegar al menos parte del año en condiciones de agua fría. Dado que el agua es aproximadamente 25 veces más eficiente que el aire para extraer el calor de su cuerpo, uno necesita ropa protectora para evitar una pérdida excesiva de calor.

Los kayakistas y navegantes, al igual que otros aventureros al aire libre, son prudentes al adoptar un sistema de capas para la protección térmica. Las capas le permiten agregar y quitar prendas para adaptarse a las condiciones cambiantes y ayudar a su cuerpo a mantener una temperatura cómoda y segura. Estas capas se dividen generalmente en tres categorías: capas base / primera piel, capas aislantes y capas externas.

Capas base:
Comience con una capa que absorba la humedad junto a la piel. Las telas sintéticas como el nailon, el poliéster y el polipropileno no absorben el agua y mueven la humedad de la piel hacia las capas externas. La lana merino absorbe la humedad y es cómoda para la piel, a diferencia de la lana tradicional. No use algodón: es cómodo cuando está seco, pero absorbe agua, se seca lentamente y pierde su valor aislante cuando está mojado.

Capas aislantes:

En caso que la actividad sea en aguas calmas y el riesgo a una caída al agua sea muy baja, lo ideal es utilizar como prenda aislante buzos de micropolar, este material es super liviano y cómodo mientras uno se encuentra en movimiento.
Para situaciones con claro riesgo a caídas en aguas frías, la mejor protección para retrasar una hipotermia es utilizar neoprene. Las prendas de neoprene funcionan bien mojadas, la goma de neoprene contiene miles de pequeñas burbujas de gas que ralentizan la transferencia de calor. Las prendas de neoprene deben ajustarse bien a la piel para minimizar la entrada de agua fría. Quienes necesitan movilidad en la parte superior del cuerpo para remar, por lo que generalmente limitan el grosor del neoprene a 3 mm e incluso optan por trajes sin mangas (jardineros).

Capas exteriores:
Las prendas exteriores a prueba de viento e impermeables completan el sistema de protección central de su cuerpo. Es preferible una capa exterior hecha con un material con un revestimiento o membrana transpirable. Esto permite que la humedad de la transpiración salga de la prenda (al menos en parte), manteniendo las capas internas más secas y aumentando significativamente sus niveles de comodidad y calidez.

La ropa contra salpicaduras es simplemente cualquier capa exterior impermeable que está diseñada para mantener secas las capas inferiores en caso de salpicaduras o lluvias. Si está usando neoprene como capa de aislamiento, usar una prenda impermeable encima reducirá el enfriamiento por evaporación de la tela exterior húmeda del traje de neoprene (especialmente en condiciones de viento). 
El uso de prendas "semisecas" es el siguiente paso en la protección. Estas prendas, en chaquetas y trajes completos, utilizan extremidades (puños y tobillos) de neoprene o látex para bloquear la entrada de agua. Las juntas de neoprene no son tan eficientes para mantener el agua fuera como el látex, pero son más cómodas y menos costosas.
La ropa seca puede ser chaquetas y pantalones separados o trajes secos completos en una pieza. Estas prendas utilizan juntas de látex y medias de látex o tela para bloquear totalmente la entrada de agua. Este sistema totalmente seco le permite personalizar su nivel de comodidad y protección ajustando sus capas inferiores para que coincidan con las condiciones climáticas y del agua.


Tus extremidades:
Estas áreas de su cuerpo pierden calor rápidamente. Se necesitan guantes, zapatillas/botas y gorros de neoprene para mantener calientes las manos, los pies y la cabeza.

  • Vístase siempre como si fuera a caer al agua. Dado que el agua absorbe el calor de su cuerpo 25 veces más rápido que el aire, entrar al agua sin protección puede ser mortal.
  • ¿Crees que no tienes riesgo a una caida? “Nunca me pasará a mí” es simplemente negar la realidad.
  • Una inmersión rápida en aguas frías puede provocar que succiones agua y te ahogues rápidamente. Esto a menudo se conoce como "ahogamiento por choque de frío".
  • La inmersión en agua fría enfría rápidamente el cuerpo provocando una pérdida de la movilidad muscular y la función cerebral. 

Artículos relacionados


Dejar comentario o consulta: Recomendaciones al adoptar un sistema de capas para la protección térmica.