Variantes a tener en cuenta para elegir tu Carpa

Hoy en día las carpas se dividen básicamente en las categorías de 3 y de 4 estaciones, estas últimas con algunas alternativas para la alta montaña y/o expediciones. Para quienes no están familiarizados con estos conceptos y se encuentren en la búsqueda de una carpa ideal para sus necesidades dejamos una breve descripción a continuación:

Carpas de 3 y de 4 estaciones
Los modelos de 3 estaciones suelen ser la mejor alternativa para la mayoría de los climas y condiciones no invernales, siendo la carpa por excelencia para los mochileros y aventureros.
Las carpas de 4 estaciones son recomendadas para su uso durante todo el año incluido el invierno siendo resistentes a fuertes nevadas y vientos.

3 ESTACIONES

  • Estas suelen tener paneles de malla en su cuerpo lo que ayuda a aumentar la ventilación y mantener el interior de la carpa fresco incluso en condiciones calurosas.
  • La mayoría de los modelos de 3 estaciones poseen un diseño simple, tipo iglú, que consiste en dos varillas (parantes) cruzados
  • Otra diferencia que se puede apreciar entre ambos tipos de carpa son la cantidad de puntos de anclaje para el viento.

 

4 ESTACIONES

 

  • Por su parte, los modelos de 4 estaciones generalmente no poseen paneles de malla o si los tienen, son de dimensiones moderadas, lo que las hace un poco más resistentes al frío, pero a su vez un poco más pesadas y menos respirables.
  • Dadas las condiciones para las que son fabricadas, los modelos de 4 estaciones suelen tener varios puntos para anclar la carpa para protegerla del viento. Se pueden encontrar también diferencias en la forma. Los modelos de marcas renombradas ofrecen modelos con algunas variaciones al formato iglú.
  • 4 estaciones y de expedición se pueden encontrar en formatos tubulares y para aumentar su resistencia suelen usar una mayor cantidad de varillas.
  • El cubretecho en los modelos de 4 estaciones llega casi al piso, a diferencia de los modelos 3 estaciones que suelen ser más cortos.
  •  Los modelos de alta montaña suelen ser construidos con materiales de mayor resistencia, tanto en lo textil como en las varillas, ya que están fabricados para soportar vientos y nevadas fuertes.